IDENTIDADES DIFUSAS

octubre 13, 2006

Sobre ser hispano creo que a estas alturas el mejor ejemplo de ello es la distancia prudente que se produce entre nacionalistas españoles y los países latinoamericanos: la escoria sudaca lo único que hace es infestar su país. Este ejemplo ilustra muy bien la concepción de la hispanidad inexistente y desfragmentada: al fin y al cabo entre un español (de sentimiento) y un colombiano (de corazón) siempre habrá el rango de que un país es de la UE y el otro del Mercosur.  Entonces no hay sentimientos nacionales o hispanos que valgan: nuevamente la fobia agobia hasta los más encendidos creyentes de la Hispania inexistente. Por suerte podremos leer a esos colombianos, mexicanos, que con ojo agudo avistan las ironías de las fiestas. Pero al fin y al cabo son días no laborables y eso es lo que importa. Lo único que me parece verdaderamente representativo de la historia del estado español es su selección: como siempre muchas esperanzas, muchos berrinches, suspiros, dimisiones y nunca una victoria real y verdadera. Así podemos resumir las mieles de la frágil democracia. Y reitero: ojo a los salvadores de la democracia que no parecen tener conciencia de que la democracia no necesita salvadores sino ciudadanos que votan. A la democracia la salvan las decisiones de la ciudadanía, no los escogidos de tal o cual partido.

O sea que no, que no hay hispanidad. Me parece un gran motivo de sátira. La botifarrada contra la hispanitat es una fiesta catalana muy típica también de aquí, quiero decir que no debería sorprendernos. Nadie en su sano juicio organizaría un “Escupitajo contra la Diada” el día 11 (por suerte son sólo 4 dinosaurios tardofranquistas los que opinan y algún diario que habla de oleadas como si fueran brotes de viruela). La botifarrada no me ofende en términos conceptuales: negarse a una fiesta nacional me parece bien, pero claro la doble moral catalana puede más. Ir a la botifarrada mola, porqué España apesta y Cataluña no. Si por justicia sinecdótica  tuviera su homólogo el día 11 saldrían en tono sionista inventándose un Auschwitz els bons catalans diciendo que están molt putejats (victimismo latente que se traduciría en revivir el pasado como arma para denunciar un presente). ¡AH! ¡La (doble) moral catalana! Tan ramplona y hipócrita que normaliza los actos contra la convivencia. Por fortuna la gente sabe que hay vida más allá de los rebuznos y que en el fondo la distancia es el mejor de los lugares. 

Lo que me sorprende de las nuevas juventudes (muy buena gente por eso) independentistas es su deformada idea de la realidad que tantos paralelismos tiene con el judaísmo sionista de Israel. Afectadas por el franquismo (pero en términos hiperbólicos, para ellos fue una gran tragedia eso sí selectiva: fuera de Cataluña nadie sufrió, nadie fue reprimido of course) son incapaces de apreciar la democracia. Creamos criaturitas de la resistencia que ya se ha esfumado: en el fondo les da a los educadores mucha pereza admitir que en la resistencia había una viva y más enérgica pasión por el catalanismo, quizá con el involucionismo y odio del pasado creemos a enérgicos y nuevos bons-catalans.

Se estrellaran: 25 años de democracia son de niño chico y con esto difícilmente se llega a la adolescencia. El resurgir de la España Nacional bajo mantas liberales (Losantos es sólo el portavoz de un sentimiento)  ayuda al resurgir de estos tigres por aquí. No obstante en medio de tantos rugidos y rebuznos hay un gran vacío: es el de la perplejidad de la everyday people.

Eso sí el próximo nacionalista que me critique el islamismo lo mando a la mierda: ¿acaso no da él fuerza y fe a un territorio antes que a la razón de su ciudadano? Dios muta en un eufemismo llamado Cataluña o España. Forma parte de la necesidad de la gente de tener ideas fijas: la duda a veces duele.

Anuncios

3 Responses to “IDENTIDADES DIFUSAS”

  1. lauzier Says:

    Alvy, siempre le halago, pero es que cada día me parece ud. más bueno escribiendo y más lúcido en su visión de la realidad. Un saludo (compraré el diario en el que ud. escriba) :))

  2. mycroft Says:

    Tengo la absurda teoría de que deberíamos volver al sistema de las polis griegas…Sin ideas abstractas detrás, la única patria posible es la ciudad de uno, algo que se puede tocar, que es sólido, que puedes mirar al asomarte a la ventana, algo que puedes abarcar en términos físicos, porque cuando rebasamos esos términos y hablamos de identidades culturales(que las hay)y sentimientos nacionales, me pongo a temblar, porque los sentimientos, nacionalismos etc son construcciones abstractas, y en nombre de las ideas abstractas se puede hacer cualquier cosa.

  3. j. Says:

    No había descubierto esta faceta de Alvy. Añadiré este blog a mis bloglines.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: