EL ESPÍRITU PATRIOTA

octubre 1, 2006

El País comenta algunas cosas de la convención nacional de ERC de lo más interesantes. Primero, su dirigente Carod-Rovira afirma que el hecho de que Puigcercós aceptara ir de número dos en las listas al Parlament fue un “gesto de patriota”. Obsérvese bien la dicotomía nacionalista acuñando ese término patriota, en un tono de honra o distinción máxima. Las cosas no acaban aquí: Carod atacó la “España Plural” porqué “no se la cree nadie”.  Si por algo se ha caracterizado Carod estos años en ERC es por su populismo y sequía intelectual  en su oratoria, por tal de encender als catalans y demostrarles com els putegen. No es que la España Plural sea un proyecto con partidarios, a estas alturas, pero atacarla por eso es más propio de charla del mercado que de un discurso político, en el cual deberían abundar los argumentos. Pero bueno, se dice, y me gusta pensar que erróneamente, que los políticos representan a sus votantes. Se dicen tantas cosas.

Carod continúa sus perlas y regala su condena al recurso del PSOE contra la ley del audiovisual. Antes sin embargo, sobre la necesidad de ERC de ampliar su espectro de voto del independentismo al nacionalismo (y robarle votos a PSC y a CiU como sea) dijo que “hay muchos catalanistas que son de los nuestros y no lo saben”. Son de los nuestros.

Destaca también por méritos propios  la advertencia de Carod: si el Tribunal Constitucional no archiva el caso Estatut, y ahora viene un gran disparate: Cataluña ya no podrá confiar en las instituciones democráticas. Me da la risa floja como ciudadano de Cataluña, como catalán, etcétera. Básicamente me vuelvo a preguntar ¿quién es Cataluña? ¿Hablan los patriotas con su país? El hecho de que el nacionalismo hable siempre de un Dios inventado me conmueve. Pero Cataluña no debe confiar en nada. Los ciudadanos construyen la democracia y los políticos son demócratas. Los soliloquios mafioseriles y espirituales se van a su Templo Divino de Cataluña señor Carod. “España nos quiere para pagar y callar. Algunos ya estamos hartos.” Carod-Rovira vive en un Olimpo: para él la política es la batalla de la malvada España contra Cataluña. Y claro, sólo puede quedar uno. Le aconsejo firmemente que se dedique al relato de tradición oral pero que abandone la política, si es que de verdad se considera un demócrata. Se agradece la voluntad del señor CR de aunar tradición griega y cultura hispana pero se ha equivocado de campo. De veras.

Post-Data.: La España Plural no es que sea un proyecto fallido, es que fue desde inicio un discurso equivocado. ¿Por qué? Se basó en la fe y no en la realidad. La realidad es agria y mucho más amargo es asumir la historia de España (por ende la nuestra) de los últimos 200 años. Muerto el catolicismo por un escepticismo de guardería (lo digo como ateo) las cosas se transforman pero no cambian. El resurgir de la preocupación por las unidades familiares, las Españas, las Cataluñas, no debería sorprendernos. Al fin y al cabo este fue siempre un lugar que William Gaddis describió de forma maravillosa en Los Reconocimientos: pasiones encendidas y encontradas siempre. ¿Hubo revolución liberal aquí? ¿Lo entienden ya?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: