LUNES, 11

septiembre 11, 2006

Image Hosted by ImageShack.us

Hace poco más de un año andaba yo por el World Trade Center. No hubo nada lírico en mi paseo por allí: sólo la observación de un gran vacio.

Hoy han empezado la nueva temporada en los informativos televisivos. Empatada la guerra del sensacionalismo atroz entre Telecinco y Antena 3, veo con frecuencia los de Cuatro y TV3. Tienen ciertos paralelismos: sus homólogos en CNN+  y 3/24 es prácticamente lo mismo.

Me interesaba ver como empezaba Gabilondo su segundo año al frente y con un formato bastante más ágil, con entrevistas continuas, muchos corresponsales y bastante buen ritmo para cuarenta y cinco minutos de información. No acostumbro a verlos enteros ni tampoco creo que los de Cuatro sean los mejores: como son los que abiertamente opinan acerca de política me llama bastante la atención sus posicionamientos, sobretodo teniendo en cuenta su cantidad de invitados de lujo de la política y el temporal político catalán que viene. En general el periodismo televisivo es un género informativo extinto que sólo parece funcionar en determinados instantes, bastante breves, en los que tampoco estoy delante de la pantalla.

Abren el noticiario con el especial 11S. Lo discutible es lo fácil en su crítica a Bush: es cierto que es responsable del uso de métodos ilegítimos para combatir el terror pero no creo yo que sea Bush el “todo” de esto. Nos guste o no a la agenda neocon le fue muy bien el atentado terrorista para llevar a cabo sus planes y debemos tener en cuenta que tras el 11S gran parte de los ciudadanos, asolados por la desinformación y por la ira del momento, reclamaban una venganza. Bush materializó la venganza a camino entre los neocon y el estado de pánico en su país. No es el señor de la guerra. Más bien es el representante de una serie de personas bastante más peligrosas que giran a su alrededor. Y de esto pocos hablan.

 

Al final el gobierno español, según informan los noticiarios de Cuatro, da su brazo a torcer. El desastre de
la OPA se salda con un error admitido con caras casi de sonrojo y rostros de adolescentes pillos en los ministerios. Me ha gustado muchísimo la conversa-descuido entre Chirac y Zapatero que vuelve a hacer evidente las relaciones entre media, políticos y público. En 3-4 meses el envío de tropas al Líbano está muy bien de cara al escaparate bélico-diplomático, pero a partir del quinto mes, debido al affaire Irán, la cosa ce peut être dangereux.

 

Del mítico Pasqual Maragall y su sentencia, casi rememorando la entrada en la entonces CEE, en expresión poética, ese tous nous sommes Européens que nada tiene de culturalmente europeo, ya lo comentaré après tous.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: